Mostrando entradas con la etiqueta Español. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Español. Mostrar todas las entradas

Los desposeídos - LeGuin Ursula K.

Shevek, un físico brillante, originario de Antares, un planeta aislado y “anarquista”, decide emprender un insólito viaje al planeta madre Urras, en el que impera un extraño sistema llamado el “propietariado”. Shevek cree por encima de todo que los muros del odio, la desconfianza y las ideologías, que separan su planeta del resto del universo civilizado, deben ser derribados. En este contexto la autora explora algunos de los problemas de nuestro tiempo: la posición de la mujer en la estructura social, la complejidad de las relaciones humanas, los méritos y las promesas de las ideologías, las perspectivas del idealismo político en el mundo actual.

Los cuatro Johns - Queen Ellery

Mervyn Gray estaba sentado en una mesita del fondo de la cafetería "El Parnaso", cerca de la Universidad de California, en Berkeley. Estudiaba con gran interés una hoja de papel en la que había cuatro nombres escritos. Hacía horas que había pedido café. De vez en cuando alargaba la mano hacia la taza y descubría que el café estaba frío. Mervyn Gray no era un estudiante, sino ayudante de cátedra. Y no tenía ninguna confianza en su supervivencia. Dos días atrás, casi había sido envenenado; el día anterior, una bala pasó a pocos centímetros de su cabeza; mañana, si había que creer al no identificado enemigo -y Mervyn lo creía-, él estaría muerto.

Los crímenes de la Rue Morge - Allan Poe Edgar

Los crímenes de la calle Morgue (The Murders in the Rue Morgue en inglés), también conocido como Los asesinatos de la calle Morgue o Los asesinatos de la rue Morgue, es un cuento del género policiaco y de terror del escritor estadounidense Edgar Allan Poe, publicado por primera vez en en la revista Graham's Magazine, de Filadelfia, en el mes de abril de 1841. Se trata del primer relato de detectives propiamente dicho de la historia de la literatura, o sea, la primera historia sobre detectives que tiene todos los elementos que más tarde se van a retomar como característicos de las novelas policiales.

Los cristales soñadores - Sturgeon Theodore

Theodore Sturgeon representa la ciencia ficción más lírica y humanista de la época dorada del género. Dotado de una asombrosa agudeza psicológica, se sirve de lo fantástico para forjar un análisis agridulce de la vida y denunciar toda forma de represión, así como para celebrar el poder del amor y la belleza en una lúcida y amable exploración de la humanidad, cuya vertiente más luminosa, a menudo oculta entre los seres marginados o invisibles para la sociedad, acaba triunfando sobre la crueldad y el egoísmo. En este debut novelístico recoge la cautivadora historia de Horty, el huérfano que huye de sus padres adoptivos con lo único que tiene, su muñeco Junky, de misteriosos ojos de cristal, y a quien el destino une a un grupo de fenómenos de feria. Entre ellos conocerá por primera vez el amor y la comprensión, pero también deberá participar en la lucha contra el malvado Monetre. Éste sabe que Junky es más que un juguete, y Horty, más que un ser humano, y pretende explotar esa diferencia para someter el mundo a su voluntad. Con un estilo impecable y una trama impredecible, ésta es una obra rebosante de sentimiento y ternura, un auténtico lenitivo literario capaz de inundarnos de esperanza y reconciliarnos con el género humano.

Los crímenes del amor - 2 - Marqués de Sade

En 1790, un año después del estallido de la Revolución francesa, el marqués de Sade es puesto en libertad en el manicomio de Charenton, donde había sido trasladado desde la prisión de la Bastilla. Entre 1787 y 1788 Sade había redactado en veinte cuadernos una serie de narraciones ordenadas de manera que a una “aventura pícara” siguiera una aventura seria o trágica. Al quedar en libertad y acuciado por necesidades económicas, Sade decide a instancias de su editor relegar estas historias y dar a la imprenta en su lugar una serie de novelas libertinas anónimas, de cuya paternidad renegará una y otra vez, como La filosofía en el tocador y La Nueva Justine. Pero en los años siguientes, sus pretensiones literarias y un afán por salir del anonimato le mueven a preparar meticulosamente las once “nouvelles” que van a formar Los crímenes del amor.
La obra aparecerá en 1800, y es la primera que publica con su nombre. Para poder inscribirlo en la cubierta, Sade ha tenido que suprimir términos escandalosos, “escabrosos o impíos” de labios de sus libertinos: el erotismo inicial queda suavizado ante el temor a ser acusado de indecencia por la censura. Abre la colección, que se publica por primera vez íntegra en castellano (incluidos los fragmentos suprimidos por el autor), una trama basada en un hecho histórico, Juliette y Raunai, y conforme avanza el volumen, Sade se va liberando de la descripción y comienza a ofrecer personajes cada vez más monstruosos. Así, a partir del relato Rodrigo, o la torre encantada se abre paso el tema del incesto, que alcanza alturas trágicas y edípicas en las últimas historias. Incesto buscado como forma suprema del amor en Ernestina, o cometido por error en Florville y Courval, o el fatalismo. El “divino marqués” logra una negrura ambiental y psicológica propia de la novela gótica en estos relatos, que describen el viaje de la pasión hacia el crimen.

Los crímenes de la rosa blanca - Clynes Michael

En 1517 los ingleses derrotan y matan a Jacobo IV de Escocia, y su viuda, la reina Margarita, hermana de Enrique VIII, se refugia en la corte inglesa. Roger Shallot, un astuto y pícaro caballero, se incorpora al séquito de la reina en su vuelta a Escocia.

Los confidentes - Ellis Bret Easton

Son jóvenes y atractivos, les sobra el dinero y no tienen mucho que hacer, salvo conducir coches de marca, tomar copas en los clubs de moda e ingerir toda clase de píldoras estimulantes o alucinógenas. Viven rodeados de lujos en los barrios residenciales de Los Ángeles. Son crueles y promiscuos. Pueden llegar a practicar un sadismo sin límites.

Los cinco 21 - Los cinco en las rocas del diablo - Blyton Enid

En un viejo faro se esconde un tesoro oculto por unos piratas hace mucho tiempo. Dos de sus descendientes se dedican a buscarlo en las cuevas del faro.

Los cinco 20 - Los cinco juntos otra vez - Blynton Enid

Unos importantes papeles del profesor Hayling han desaparecido misteriosamente.

Los cinco 19 - Los cinco han de resolver un enigma - Blyton Enid

Los Cinco y su nuevo amigo Wilfred deciden explorar una misteriosa isla. Los chicos descubren a unos hombres transportando unas cajas a través del bosque.

Los cinco 18 - Los cinco en Billycock Hill - Blynton Enid

Los Cinco se van de excursión con su amigo Toby y se instalan cerca del aeródromo. Toby les presenta a su primo Jeff, un piloto de las Fuerzas Aéreas.

Los cinco 17 - Los cinco en peligro - Blyton Enid

Los Cinco pasan unos días en una granja de Gales, muy cerca de una siniestra casa donde viven una anciana mujer, la Sra. Thomas, y su hijo. Se dice que por la noche ocurren cosas extrañas en esos parajes...

Los cinco 16 - Los cinco en la Granja Finniston - Blyton Enid

Los Cinco van a pasar unos días a la granja Finniston. Una leyenda dice que por los alrededores hay un tesoro escondido en unas grutas. La tentación es demasiado fuerte para los Cinco.

Los cinco 15 - Los cinco tras el pasadizo secreto - Blyton Enid

Los Cinco descubren la entrada a un enigmático pasadizo.

Los cinco 14 - Los cinco junto al mar - Blynton Enid

Los Cinco están de vacaciones. Pero las vacaciones de unos chicos como ellos no pueden ser como las de los demás. Así que se disponen a vivir una de sus arriesgadas e intrépidas aventuras. Esta vez todo empieza cuando conocen a los miembros de una compañía de teatro ambulante.

Los cinco 13 - Los cinco en el páramo misterioso - Blyton Enid

Los Cinco van a enfrentarse a uno de sus enigmas más difíciles de resolver, el páramo misterioso, un extraño lugar envuelto en niebla donde la gente parece desaparecer...

Los cinco 12 - Los cinco se divierten - Blynton Enid

El tío Quintín tiene una reunión con dos importantes científicos. Esa noche Julián ve a cuatro misteriosos hombres por los alrededores. Los científicos desaparecen. Julián está convencido de que han sido secuestrados.

Los cinco 11 - Los cinco lo pasan estupendo - Blyton Enid

Las vacaciones de Pascua no empiezan todo lo bien que Jorge quisiera, ya que pasa los primeros quince días de las mismas encerrada en Villa Kirrin debido a una de sus conocidas torpezas incorregibles: decide bañarse durante el mes de abril en el mar, y se pone enferma por causa de la baja temperatura del agua en esa época del año.
Aún así, viendo la notable mejoría de su hija, tía Fanny accede a que ésta se reúna con sus primos en Faynights Castle, lugar en el que Ana, Julián y Dick se encuentran pasando unos días de descanso en unos viejos carromatos que les han prestado unos compañeros del colegio.

Los cinco 10 - Un fin de semana de los cinco - Blyton Enid

Una mañana del mes de octubre Ana recibe una carta de su hermano Julián. A  Willis y Johnson, compañeros de colegio de Julián y Dick, les han concedido un premio académico, por lo que los chicos podrán disfrutar de unos días de vacaciones juntos en pleno período escolar. Julián, ejerciendo de primogénito, lo organiza todo: harán una excursión por las landas llevando lo imprescindible, y por las noches dormirán en albergues y casas de campo.
Los cinco se reúnen en el pueblo de Pippin; allí los chicos compran provisiones para abastecerse durante todo el día, y comienzan su aventura.

Los cinco 09 - Los cinco frente a la aventura - Blyton Enid

Tío Quintín y tía Fanny se marchan a Sevilla para poder descansar unos días, ya que tío Quintín está muy estresado. De este modo, los Cinco se quedan, junto con Juana, a cargo de Villa Kirrin.
La historia comienza cuando un periódico publica la noticia de que tío Quintín guarda un montón de documentos importantes en Villa Kirrin.
Una mañana los niños y Juana se despiertan y descubren con espanto que alguien ha entrado en casa y se han llevado algún cuaderno importante del tío Quintín.
¿Por qué Tim no ha ladrado al intruso?