Mostrando entradas con la etiqueta Edgar Allan Poe. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Edgar Allan Poe. Mostrar todas las entradas

Los crímenes de la Rue Morge - Allan Poe Edgar

Los crímenes de la calle Morgue (The Murders in the Rue Morgue en inglés), también conocido como Los asesinatos de la calle Morgue o Los asesinatos de la rue Morgue, es un cuento del género policiaco y de terror del escritor estadounidense Edgar Allan Poe, publicado por primera vez en en la revista Graham's Magazine, de Filadelfia, en el mes de abril de 1841. Se trata del primer relato de detectives propiamente dicho de la historia de la literatura, o sea, la primera historia sobre detectives que tiene todos los elementos que más tarde se van a retomar como característicos de las novelas policiales.

Ligeia - Edgar Allan Poe


Juro por mi alma que no puedo recordar cómo, cuándo ni siquiera dónde conocí a Ligeia. Largos años han transcurrido desde entonces y el sufrimiento ha debilitado mi memoria. O quizá no puedo rememorar ahora aquellas cosas porque, a decir verdad, el carácter de mi amada, su raro saber, su belleza singular y, sin embargo, plácida, y la penetrante y cautivadora elocuencia de su voz profunda y musical, se abrieron camino en mi corazón con pasos tan constantes, tan cautelosos, que me pasaron inadvertidos e ignorados. No obstante, creo haberla conocido y visto, las más de las veces, en una vasta, ruinosa ciudad cerca del Rin. Seguramente le oí hablar de su familia. No cabe duda de que su estirpe era remota. ¡Ligeia, Ligeia! Sumido en estudios que, por su índole, pueden como ninguno amortiguar las impresiones del mundo exterior, sólo por esta dulce palabra, Ligeia, acude a los ojos de mi fantasía la imagen de aquella que ya no existe.

Eleonora - Allan Poe Edgar

Vengo de una raza notable por la fuerza de la imaginación y el ardor de las pasiones. Los hombres me han llamado loco; pero todavía no se ha resuelto la cuestión de si la locura es o no la forma más elevada de la inteligencia, si mucho de lo glorioso, si todo lo profundo, no surgen de una enfermedad del pensamiento, de estados de ánimo exaltados a expensas del intelecto general. Aquellos que sueñan de día conocen muchas cosas que escapan a los que sueñan sólo de noche. En sus grises visiones obtienen atisbos de eternidad y se estremecen, al despertar, descubriendo que han estado al borde del gran secreto. De un modo fragmentario aprenden algo de la sabiduría propia y mucho más del mero conocimiento propio del mal. Penetran, aunque sin timón ni brújula, en el vasto océano de la «luz inefable», y otra vez, como los aventureros del geógrafo nubio, «agressi sunt mare tenebrarum quid in eo esset exploraturi».

Las aventuras de Arthur Gordon Pym - Poe Edgar Allan

Arthur Gordon Pym se embarca -como polizón- en el Grampus, un barco ballenero que tiene como destino los mares del Polo Sur.
Una serie de aventuras -motines, naufragios, canibalismo, guerras con nativos- cambian el rumbo de una historia que se transforma, súbitamente, en un relato de ciencia ficción.
Las Aventuras de Arthur Gordon Pym, la obra más extensa, discutida y enigmática de Edgar Allan Poe, fue publicada en forma de libro en 1838, aunque sus primeros capítulos habían sido publicados en el Southern Literary Messenger en 1837.
Este relato (mencionado a veces como La Narración de Arthur Gordon Pym), se destaca por las incógnitas y sorpresas que presenta su trama, y es también una de las obras más populares de Poe.
Las aventuras de Arthur Gordon Pym, única novela larga de Edgar Allan Poe, constituye un magnífico ejemplo de excelente capacidad narrativa de su autor. Relato de aventuras en el que se entremezclan lo fantástico y lo macabro. El relato de Arthur Gordon Pym de Nantucket comprende los detalles del motín y atroz carnicería a bordo del bergantín Grampus en su viaje a los Mares del Sur; con una relación de cómo recuperaron la nave los supervivientes; su naufragio y horribles sufrimientos a causa del hambre; su liberación por la goleta británica Jane Guy, el breve crucero de ésta por el océano Antártico, su captura y de la matanza de su tripulación en un archipiélago del paralelo 84 de latitud sur, junto con las increíbles aventuras y descubrimientos, más al sur, a que dio lugar esta infortunada calamidad.

La Verdad sobre el caso del Señor Valdemar - Edgar Allan Poe

De ninguna manera me parece sorprendente que el extraordinario caso del señor Valdemar haya provocado tantas discusiones. Hubiera sido un milagro que ocurriera lo contrario, especialmente en tales circunstancias. Aunque todos los participantes deseábamos mantener el asunto alejado del público -al menos por el momento, o hasta que se nos ofrecieran nuevas oportunidades de investigación-, a pesar de nuestros esfuerzos no tardó en difundirse una versión tan espuria como exagerada que se convirtió en fuente de muchas desagradables tergiversaciones y, como es natural, de profunda incredulidad.

La Máscara de la Muerte Roja - Edgar Allan Poe

Relato en el que una misteriosa peste ataca la ciudad de Próspero, príncipe de una ficticia nación, al cual le complacía darse todo tipo de placeres, de los que un rey puede disfrutar, como el buen gusto, las artes, los bailes orquestados y fiestas rodeadas de diversión y sarcasmo.

Al darse cuenta de que la peste atacaba a toda su región, decide encerrarse en su castillo, junto con varios cientos de nobles de su corte los cuales intentan escapar de la Muerte roja.

Publicado por primera vez en el Graham`s Lady`s and Gentleman`s Magazine en mayo de 1842.

La Durmiente - Edgar Allan Poe

Era la medianoche, en junio, tibia, bruna.
Yo estaba bajo un rayo de la mística luna,
Que de su blanco disco como un encantamiento
Vertía sobre el valle un vapor soñoliento.
Dormitaba en las tumbas el romero fragante,
Y al lago se inclinaba el lirio agonizante,
Y envueltas en la niebla en el ropaje acuoso,
Las ruinas descansaban en vetusto reposo.
¡Mirad! También el lago semejante al Leteo,
Dormita entre las sombras con lento cabeceo,
Y del sopor consciente despertarse no quiere
Para el mundo que en torno lánguidamente
muere

La Carta Robada - Allan Poe Edgar


El Prefecto de la Policía de París encomienda al detective Dupin y a su amigo, el narrador, la misión de resolver el misterio de una carta robada de las habitaciones reales, cuyo contenido afectará a una persona encumbrada, en caso de divulgación.
El supuesto ladrón, es el ministro D., al que la propia víctima lo ha visto cometer el hecho.
Dupin se niega a tomar el caso, dando consejos al Prefecto de cómo revisar la propiedad del ladrón, a efectos de hallar la carta en cuestión, ya que han sido infructuosas las cuantiosas búsquedas efectuadas.
Vuelve el Prefecto, derrotado, a la casa de Dupin, ya que continúan siendo inútiles todas sus investigaciones, ofreciéndole una recompensa por resolver el caso. Dupin acepta la recompensa, ya que la carta ya fue por él recuperada.

El retrato oval - Poe Edgar Allan


El castillo en el cual mi criado se le había ocurrido penetrar a la fuerza en vez de permitirme, malhadadamente herido como estaba, de pasar una noche al ras, era uno de esos edificios mezcla de grandeza y de melancolía que durante tanto tiempo levantaron sus altivas frentes en medio de los Apeninos, tanto en la realidad como en la imaginación de Mistress Radcliffe. Según toda apariencia, el castillo había sido recientemente abandonado, aunque temporariamente. Nos instalamos en una de las habitaciones más pequeñas y menos suntuosamente amuebladas. Estaba situada en una torre aislada del resto del edificio. Su decorado era rico, pero antiguo y sumamente deteriorado. Los muros estaban cubiertos de tapicerías y adornados con numerosos trofeos heráldicos de toda clase, y de ellos pendían un número verdaderamente prodigioso de pinturas modernas, ricas de estilo, encerradas en sendos marcos dorados, de gusto arabesco.

El Pozo y el Péndulo - Poe Edgar Allan


Este cuento relata la condena a muerte de un hombre,  el estaba agotado y lo tenían amarrado, hasta que por fin lo dejaron sentar, luego de juzgarlo, unos soldados metieron a aquel hombre a un cuarto oscuro de velas rojas y al lado había un pozo. Quedándose aquel hombre medio dormido empezó a ver fantasmas que lo atormentaban. cuando desperto oyó aquel hombre que lo iban a matar en la mazmorra, el hombre se desmaya y pierde toda sensación del cuerpo. Y en lo único que piensa es en la esperanza, el dijo la esperanza es el animo que siempre debes llevar. Empiezan a aparecer demonios que quieren detener la oscilación de un pendulo. pero llegan los soldados y le echan un vaso con agua y se despierta el hombre, aparecieron luego unas velas blancas y se recargo el sobre ellas y pensó y dijo puedo medir el péndulo y los codos.

El Poder de las Palabras - Poe Edgar Allan


Oinos.-Perdona, Agathos, la flaqueza de un espíritu al que acaban de brotarle las alas de la inmortalidad.
Agathos.-Nada has dicho, Oinos mío, que requiera ser perdonado. Ni siquiera aquí el conocimiento es cosa de intuición. En cuanto a la sabiduría, pide sin reserva a los ángeles que te sea concedida.
Oinos. -Pero yo imaginé que en esta existencia todo me sería dado a conocer al mismo tiempo, y que alcanzaría así la felicidad por conocerlo todo.

El Escarabajo de Oro - Allan Poe Edgar


"La aventura, la analítica, el desplazamiento cronológico de la narración, los términos siempre exactos: todo contribuye a ensamblar de forma insuperable esta obra cumbre de la literatura universal: El escarabajo de oro. Pero, entre el amor y la desesperación, la miseria y la esperanza, unas veces ebrio y otras sobrio, Poe escribió otros setenta relatos, de los que este volumen ofrece una cuidada y representativa selección. Maestro en el manejo de elementos fantásticos, inventor de la novela policíaca, ingenioso constructor de ambientes inquietantes en los que se mueven turbadoras presencias, E. A. Poe, sumiéndonos gradualmente en el horror inseparable del ser, nos invita a tratar de entender por qué la certeza sólo se encuentra en los sueños."

El Entierro Prematuro - Allan Poe Edgar


Hay ciertos temas de interés absorbente, pero demasiado horribles para ser objeto de una obra de ficción. El mero escritor romántico debe evitarlos si no desea ofender o desagradar. Sólo se los usa con propiedad cuando lo severo y lo majestuoso de la verdad los santifican y los sostienen. Nos estremecemos con el más intenso de los «dolores agradables» ante los relatos del paso del Beresina, del terremoto de Lisboa, de la peste de Londres y de la matanza de San Bartolomé, o la asfixia de los ciento veintitrés prisioneros en el Pozo Negro de Calcuta. Pero en estos relatos lo excitante es el hecho, la realidad, la historia. Como invenciones nos inspirarían simple aversión.

El corazón delator - Allan Poe Edgar


El narrador (criminal) esta tan obsesionado con el ojo de buitre del viejo que decide matarlo. Para tal efecto, se dirige de noche a la casa de la víctima. El anciano despierta en la oscuridad y no ve a nadie. Asustado no puede conciliar el sueño. El criminal escucha claramente los latidos del corazón de la víctima. Entonces ilumina con una linterna el detestado ojo del viejo. El criminal sufre una crisis de furia y asfixia a su víctima. Después despedaza el cadáver y lo entierra bajo las tablas del piso. Seguidamente borra las huellas de su crimen.

El barril de amontillado - Poe Edgar Allan


El cuento narra el asesinato que comete un hombre llamado Montresor, que quería vengarse de Fortunato, un hombre que lo había insultado ya varias veces y no quería soportar otro insulto mas.
El asesinato fue planeado durante mucho tiempo por Montresor y es realizado en el carnaval, Fortunato iba vestido de payaso cuando se encuentra con Montresor, y él le dice que si lo ayuda a saber si un barril de amontillado que están por venderle es real. Montresor lleva engañado a Fortunato a unas catacumbas y lo embriaga y dada a la humedad de las catacumbas la salud de Fortunato que al parecer tenía una tos empeora cada vez más.
Montresor encadena a Fortunato y pone una pared para que Fortunato muera y no pueda salir de las catacumbas  nunca.