Mostrando entradas con la etiqueta Dean R Koontz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dean R Koontz. Mostrar todas las entradas

La voz de la noche - Koontz Dean R.

Colin y Roy son tan opuestos que nadie diría que puedan ser los mejores amigos. Colin está fascinado por Roy, y Roy está fascinado por la muerte... Un día, Roy le pregunta a Colin: «¿Has matado alguna vez?»... Desde ese momento, los dos amigos se implican en un juego terrorífico, un juego tan irresistible que no pueden parar.

La Visión - Koontz Dean R.

Mary Bergen es un clarividente, capaz de prever los asesinatos que van a pasar en el futuro cercano, pero no puede evitar que se lleven a cabo. Sin embargo, ahora se enfrenta a un poder más fuerte que el suyo, un poder que se está apoderando de ella y tratando de matarla antes de que pueda identificarlo.

La semilla del demonio - Koontz Dean R

La vida era muy placentera para Susan Abramson: protegida por la seguridad de su Casa-Padre Amantísimo, con todas sus necesidades físicas satisfechas, encerrada en su universo particular del que no salía nunca ni deseaba salir, nada podia turbar su tranquila, satisfactoria y reconfortable vida de reclusa voluntaria en una fortaleza cibernética infranqueable.
Pero los fantasmas rondaban este universo: los estremecedores recuerdos de su infancia, las vejaciones sufridas a manos de su abuelo, verdadero monstruo sadomasoquista, su terror al macho, sus obsesiones…
Y en este cuadro hizo su entrada el terrible elemento perturbador: Proteus, el ordenador semiinteligente que, a través de sus pseudópodos de aleaciones amorfas, penetró en la fortaleza inexpugnable para cumplir su más alto anhelo de humanización: tener un hijo con una mujer de carne y hueso…
Nota: Este libro sirvió de base para una película llamada “engendro mecánico”.
Tampoco hay que confudir este libro con el libro titulado “la semilla del diablo”, (aunque su título original era “Rosemary’s baby” del que luego se haría la película del mismo llamada en España “la semilla del diablo”).

La Máscara - Koontz Dean R.

Carol Tracy y su marido Paul quieren adoptar a un niño, pero pronto van descubriendo que todo parece estar en contra: extraños fenómenos tormentosos, desaparición de los pápeles, sueños proféticos y una estremecedora sensación de que alguna fuerza está obrando.
Su amiga Grace también sueña y tiene miedo, algo parece acercarse a Carol. Algo va a ocurrirle y poco después Carol atropella a una joven que surge delante de su coche como ida. La chica padece amnesia y su familia no aparece. Carol, que es psiquiatra, la acoge y decide tratarla con hipnosis. Por un tiempo todo parece volver a la normalidad pero el Mal solamente se ha tomado un descanso y los terribles sucesos que se desencadenarán parecen relacionados con la muerte de una joven, abrasada, años antes en el sótano de su casa, mientras culpaba a su madre de su desgracia y con un sonido atronador: TOC TOC.

Intensidad - Koontz Dean R.


Chyna despertó sobresaltada, a tiempo de ver entrar en su habitación a un hombre con un cuchillo ensangrentado...
Chyna fue la única superviviente de aquella horrenda carnicería. Toda la familia de su amiga Laura acababa de morir a manos de un misterioso maníaco. ¿O quizá Laura se había salvado? Sí, en efecto, aún conservaba un hálito de vida, pero el asesino la tenía a su merced. Huye, Chyna, se ordenó a sí misma, pero, contra todo sentido común, decidió impulsivamente salvar a su amiga. Aunque para eso tuviese que seguir al criminal a la inexpugnable casa donde retenía a sus víctimas para martirizarlas salvajemente...

Hogueras espectrales - Koontz Dean R.


Un riquísimo científico que ha hecho su fortuna como jefe de unos laboratorios de investigación genética muere en un accidente casual cuando estaba a punto de divorciarse de su esposa Rachael, a la que acusa de traicionarlo con otro hombre.
A partir de ese momento, Rachael empezará a vivir una espantosa pesadilla. Se verá envuelta en una serie de extraños y violentos sucesos, robos, agresiones y sangrientos crímenes, que acabarán por aterrorizarla.
Los agentes del FBI y la policía, que rivalizan en la investigación del caso, se enfrentarán con fenómenos increíbles, que rozan lo monstruoso.

Fuego frío - Koontz Dean R.


Jim Ironheart tiene premoniciones. En bastantes ocasiones siente la imperiosa necesidad de estar en un lugar determinado en el momento oportuno, y llega a tiempo de salvarle la vida a alguien. Holly Thorne es una periodista que casualmente presencia uno de sus rescates, y a partir de entonces decide investigar al misterioso héroe. Desde que lo vio en acción Holly empieza a sufrir horribles pesadillas relacionadas con un molino abandonado y una espantosa criatura a la que ella llama El Enemigo. Estas pesadillas la conducirán al inquietante pasado de Jim Ironheart y le desvelarán el origen de sus premoniciones.

Fantasmas - Koontz Dean R.


La doctora Jenny Paige y su hermana, la pequeña Lisa, vuelven al pueblo de Snowfield, ya que se aproxima la temporada alta y tienen que poner en marcha la consulta antes de que lleguen los turistas en invierno.

El pueblo se encuentra particularmente tranquilo y el silencio es total. Una vez en la consulta, encuentran a la asistenta en la cocina muerta, con el cuerpo hinchado y amoratado. El agente al cargo del pueblo también está muerto, por lo que tienen que pedir ayuda a una población cercana, desde donde enviarán a un grupo de policías para la investigación.

La historia desarrolla esta investigación, a la que se une más tarde un grupo científico del ejército. Todo el pueblo ha muerto o ha desaparecido, del mismo modo que comienzan a desaparecer miembros del grupo. Los encuentros con fuerzas desconocidas y seres de pesadilla son constantes y sólo una persona puede ayudarles: el científico Thimoty Flyte. Con su ayuda intentarán terminar con el Antiguo Enemigo, una criatura de millones de años de edad que durante su historia ha hecho desaparecer un gran número de criaturas y asentamientos humanos.

Falsa memoria - Koontz Dean R.


Martie y Dusty Rhodes son un matrimonio feliz, pero un día todo cambia. Cuando Martie está paseando al perro empieza a sentir miedo de su propia sombra, cuando vuelve a casa sufre un ataque de pánico ante la idea de mirarse en el espejo. Mientras tanto Skeet, el hermanastro de Dusty, intenta suicidarse. Los acontecimientos se precipitan y cosas extrañas empiezan a suceder. ¿Por qué Skeet entra en trance cuando oye las palabras "doctor Yen Lo"?, ¿quién entra en casa de Susan (la mejor amiga de Martie que padece agorafobia) mientras ella duerme y la viola sin que despierte?, ¿por qué a Martie los tenedores empiezan a parecerle objetos siniestros y mortales?.

Espejo mortal - Koontz Dean R.


El yo de cada persona es un dato incuestionable, así como la certeza de que nadie puede ser dos personas al mismo tiempo. Pero la ciencia actual dispone de medios para lograr resultados que desvirtúen estas premisas. La historia de Martin Stillwater, un escritor que vive feliz con su esposa Paige y sus dos hijas pequeñas, es una buena prueba de ello. Martin es Martin, desde luego, pero tambien es Alfie, un clon cibernético dotado de suprema inteligencia y sobrehumanas capacidades para amar y matar, creado por error a partir de una muestra de sangre de Martin. Sin embargo, las cosas son aun más complicadas, pues es Alfie quien cree que Martin es un impostor, un clon que retiene por la fuerza a la atractiva Paige. Por eso, Alfie tiene una meta obsesiva: matar a Martin y recuperar a si esposa y sus hijas...

Atrapados en el hielo - Koontz Dean R.


Un conjunto de científicos de distintas nacionalidades trabajan en el Polo Norte en un ambicioso proyecto para conseguir agua potable a partir de icebergs.
Todo transcurre sin contratiempos hasta que uno de ellos es atacado. Nadie sabe quién lo hizo ni por qué.

Además ellos mismos quedan a la deriva en un iceberg ¿podrán salvarse de una inminente catástrofe?

Alucinogenia - Koontz Dean R

Se despertó antes que ella y continuó tumbado, escuchando su áspera respiración; parecía el sonido del mar contra las rocas. Empeoraría antes de despertar. Se inclinó hacia la mesilla, tomó un cigarrillo del paquete casi vacío, lo encendió y se sentó en la cama. Trató de no pensar en las fuerzas que envolverían su cabeza, en los siniestros y dolorosos poderes que estarían rugiendo allí. En la oscuridad, intentó pensar en otra cosa. La vista que se observaba desde la ventana era magnífica. Había estado nevando toda la noche y el campo quedó completamente cubierto; las nubes se entreabrían de vez en cuando permitiendo ver la luna, que iluminaba el blanco manto. Tras la vieja encina, se extendía la carretera, que semejaba un tajo negro sobre la blanqueada tierra. Indudablemente, los calefactores de la carretera se habían estropeado de nuevo, ya que algunas capas de hielo iban avanzando des de el margen. Anticuadas palas quitanieves trataban de despejarla